La lista Mindset (modo de pensar) fue compilada por primera vez en 1998, con la generación que se recibiría en 2002, por el profesor de humanidades Tom McBride y el ex director de relaciones públicas Ron Nief de la Universidad Beloit.
El objetivo era que las autoridades educativas recordaran cuán rápido pierden vigencia las referencias culturales, pero se convirtió rápidamente en una popular lista anual que da un pantallazo de cómo cambian las cosas y presenta una crónica de los sucesos políticos y culturales clave que definen a una generación.
Elaborar la lista tomó un año, durante el cual Nief y McBride recolectaron contribuciones externas, estudiaron minuciosamente diarios, trabajos literarios y los medios populares del año de nacimiento de quienes ingresan a la universidad en agosto o setiembre en Estados Unidos.
“Luego presentamos las ideas a todos los de 18 años a los que logramos atraer la atención”, dijo Nief a la AFP.
Clint Eastwood es un cineasta y no fue “Harry el Sucio”, y John McEnroe actúa en avisos televisivos y no estuvo en las canchas de tenis, según un estudio elaborado por académicos de una universidad estadounidense.
Los nacidos en 1980 creen que hubo un solo Papa, Juan Pablo II, quien asumió en 1978 y falleció en 2008.
Para los de 1981, Yugoslavia nunca existió y no entendían por qué aparece con mayúscula el nombre del sindicato Solidaridad, único independiente en Polonia y en el bloque soviético, y que logró terminar con el comunismo en ese país en forma pacífica, en 1989.
Los que nacieron en 1984 no saben que existió algo como el apartheid en Sudáfrica.

Para los que tienen 29 años Mike Tyson fue “siempre un delincuente”, en cambio los que nacieron cinco años antes consideran al boxeador como “siempre un competidor”.

“Hace dos años, había algunos estudiantes (que contestaban) que aprendieron mecanografía en una máquina de escribir”, en cambio ahora hay algunos de 30 años que no saben que IBM fue fabricante de máquinas de escribir, dijo Nief.
Y para los alumnos que se gradúan de bachilleres este año, Alemania nunca estuvo dividida,

 los atletas profesionales siempre compitieron en Juegos Olímpicos, los “reality shows” siempre existieron en la televisión y las aerolíneas jamás permitieron fumar en sus aviones.
Con información de AFP
Anuncios