Catwoman debe estar llorando (foto: The Sun)

Catwoman debe estar llorando (foto: The Sun)
Más de alguno querrá casarse así.
Neil Vaughn, de 46 años; y de Sharon, de 40, no querían una boda tradicional. Frikis como son decidieron casarse disfrazados de sus superhéroes favoritos, Batman y Wonder woman. Pero no sólo eso: también exigieron a sus invitados que fuesen vestidos de manera apropiada.
Y así lo véis en la foto: todos y cada uno de los invitados acudió al enlace engalanado como un superhéroe. El padrino fue Robin, las damas de honor las Supernenas y el oficiante de la ceremonia el mismísimo Joker, que por una vez olvidó su enemistad con el Caballero Oscuro.
Lo único que no me acaba de cuadrar es por qué a Yoda se le considera un superhéroe, el disfraz del tercer tipo de la última fila (¿quién se supone que es?) y esa boina que se puede ver a la derecha de la última fila. Pero bueno… siempre hay invitados que quieren dar la nota.
Por cierto… me encanta el disfraz de Danger Mouse
Anuncios