Los dentistas advierten los peligros de las hamburguesas triples, cuádruples y quíntuples: pueden trabar la mandíbula y dejarte con un persistente gesto de asombro.

Los dentistas en Taiwán están presionando a las cadenas de comida rápida para que coloquen advertencias en las hamburguesas gigantes, para poner en aviso a los clientes los peligros de exigir la apertura de las mandíbulas. Según dicen, muchos entusiastas de la comida chatarra han terminado en salas de emergencia con la boca permanentemente abierta.

Hsu Ming-lun, profesor de la Universidad de Yang Ming, identificó dos cadenas de comidas rápidas como los principales responsables de este problema. Según otro dentista, Chen Yun-chih, la gente necesita abrir normalmente hasta 4 centímetros la boca para comer, pero estos emparedados llegan a medir más de 8 cms. de alto.

Anuncios