Ser o no ser gente vian es una actitud frente a la vida independiente del poder adquisitivo de la persona. Por eso les voy a ofrecer un breve instructivo para que ingresen a este Universo de pertenencia y sofisticación y descubran un mundo de beneficios y glamour que se despliega ante sus ojos.

1) Residencia

Es de indígena con taparrabo y una expectativa de vida no mayor a los 35 años vivir en la periferia de la ciudad. El genuino gente vian vive en Malvin, Pocitos, Punta Gorda o Carrasco todo de av italia al Sur. Sin embargo, y si el presupuesto no lo permite, no hay que desesperar. En caso de vivir en otro barrio procuren que sea en el lado sur del mismo. No es lo mismo decir “Malvin” que en “Malvin Norte”, no es una mentira tan solo una omisión, pero de todas formas trata que no sea a mas de 2 cuadras de distancia de la mencionada avenida.

2) Hábitos alimenticios
Es de bestia barbárica que desconoce el correcto uso de los cubiertos ir “a comer afuera” y preguntar si un plato es “abundante” o pedir “postre”. Para la gente vian ser atendidos al comer es un hecho cotidiano que no merece coronarse con tanta parsimonia. Mención honorífica para los que se fagocitan 300 gramos de “queso fresco y membrillo” en 2 minutos haciendo alarde de un nivel de terrajismo que excede los elementos de medición.

3) Bebida

Es de monstruo aberrante que anda a los eructos por la vida consumir amargos, atroces brebajes para diluir y bebidas con gas (gaseosas incluidas). La gente vian cree que los sifones son un centro de mesa que se usa por cábala en las comedia de Pol-Ka y sabe claramente que las burbujas se reservan únicamente a los “espumantes” de marcas tradicionalistas (la gente vian evita decir “champagne” porque los grasitas monopolizaron la fonética de la “SH” para nombres como Yésica, Judith y Jonathan).


4) El celular
Es de mico selvático que siempre le pasan todas las desgracias habidas y por haber porque vive en el epicentro la jungla, cambiar el número de celular. El cambio de número pone en evidencia un robo en el Roca o la destrucción del aparato en un trabajo manual que debería haber sido delegado a un subdito rústico y sin educación “que para eso está”. La gente vian tiene el mismo número desde que Movicom llegó al país.



5) Actualidad

Es de indigente sumido en la miseria moral exponerse a la programación de AM y programas de actualidad. La gente vian recibe El Pais en su casa todas las mañanas y a lo sumo mira “los almuerzos de Chiquita Legrand” mientras se dispone a comer con cubiertos Plata heredados de un abuelo timbero que perdió todo en una ronda de Blackjack.



6) Léxico
Es de troglodita impúdico con genes del Coco Silly articular palabras como “rojo”, “pullover” o “pieza”. La única ostentación que se permite la gente vian es la lingüística, así se reconocen entre pares y descubren si hay algún Pérez García colado entre tanto Menditeguy, Álvarez Castillo y Cahen D´Aremberg. Esos conceptos se reemplazan por “colorado”, “sweater” y “habitación”.


7) Ideología política

Es de lumpen iletrado que higieniza sus partes íntimas en un zanjón plagado de dengue, izar las banderas del MPP y sus sucesivos regímenes inciviles que seducen a la masa no alfabetizada con la posibilidad de comprarse “la Cupé Fuego” y poblar la repisa de sus muebles de melamina berreta con artefactos de “electrónica”. Al genuino gente vian sólo le va bien durante los gobiernos de derecha y desprecia a los nuevos ricos con un lapidario: “seguro la hiciste con Lacalle”.



8) Internet

Es de pichi jediondo recurrir a “la” Internet para averiguar algo como bien podría hacerlo un homeless crápula y harapiento en un cibercafé de Punta Gorda. La gente vian exhibe orgullosa en su living los 20 tomos de una enciclopedia bordó toda deshilachada y con hojas amarillas que afirman sin sonrojarse que la población de la banda oriental es de 125 mil habitantes y que comienza a hablar de un revolucionario un tal…. llamado…Jose no se que Artigas

http://www.youtube-nocookie.com/v/hkPP4N-SIbE&hl=es_ES&fs=1&color1=0x2b405b&color2=0x6b8ab6&border=1

Anuncios